JARRONES “SOLDADO” EN EL MERCADO

Rothschild-Soldiervases_b
Pareja de jarrones “soldado”. Qianlong, c. 1740 Baudot Patrimony

He querido dedicar este post a estos jarrones porque son muy frecuentes en el mercado y, de un tiempo a esta parte, han empezado a alcanzar remates insospechados en las casas de subastas, sobre todo en las internacionales.

TEFAF_stand210_Jorge_Welsh_monumental_vases_copy-420x599
Jorge Welsh Works of Art. Stand 210 de TEFAF Maastricht 2015

TIPOLOGÍA

A estos grandes y estilizados jarrones en el mercado internacional se les denomina baluster vases (jarrones de balaustre) o soldier vases (jarrones soldado). Esta última denominación se atribuye a la época de Augusto el Fuerte (1670-1733, rey de Polonia y elector de Sajonia), cuando negocia un regimiento de 600 soldados de caballería de su armada por 151 piezas de porcelana china (que incluía varios jarrones de este tipo y tamaño en azul y blanco), que provenían de Federico Guillermo I de Prusia en 1717.

Dibujo1
Par de jarrones soldado, 1720. Jingdezhen, China. The Mint Museum.

A pesar de su gran tamaño, parece que se hicieron en grandes cantidades, por parejas o en conjuntos, y existen ejemplos en azul y blanco, rojo y dorado, Imari, y de la familia rosa. La mayoría de ellos se encuentran ahora en Occidente y generalmente se asume que fueron hechos para el mercado de exportación, aunque el tema y la calidad de la decoración de los ejemplos podrían sugerir lo contrario. Suelen estar decorados con plantas de flores o aves exóticas; la decoración con figuras humanas es un tema menos frecuente.

Muchos de estos grandes jarrones que fueron hechos a mediados del siglo XVIII se vendieron para la exportación porque los chinos los encontraban muy caros para el uso doméstico.

Su estilo, generalmente poco depurado y abigarrado, respondía a la demanda burguesa occidental del siglo XIX, y llegaron a España en grandes cantidades, vía Filipinas. Su presencia todavía es muy frecuente en nuestro país.

En Europa comúnmente se les colocaban bases de madera o bronce dorados (principalmente por algunos marchands merciers como Lazare Duvaux en Paris). Muchos de estos jarrones eran cortados en su parte inferior para poder ser encajados en estas monturas de bronce. De ese modo, entendemos que el uso de estas piezas sería meramente decorativo.

63266175_p
Jarrones soldado familia rosa. Dinastía Qing, 1740. Sotheby’s.

 

CONTEXTO CULTURAL

Este te tipo de piezas se producen en la Dinastía Qing (1644-1911), con fines de exportación.

Los  orígenes de la Dinastía Qing se encuentran en los jurchen, que en 1635 se organizaron en las estepas de Manchuria adoptando el nombre de manchúes. Su intención de derrocar a la Dinastía Ming se forjó tanto en el interior como en el exterior de sus fronteras.

En primer lugar, crearon una organización política y militar uniendo las diferentes tribus bajo el mando de de Nurhachi (1559-1626); su base económica se asentaba en el control de ciertas mercancías muy valiosas (perlas, piedras preciosas y pieles) como sustento de sus ambiciones territoriales. La base política y administrativa fue creada partiendo de una organización en unidades militares o Banderas, que seguían el modelo de las guarniciones chinas.

Para todo ello Nurhachi se rodeó de consejeros chinos que le introdujeron en el conocimiento de la cultura china, de forma que le resultara sencillo establecer alianzas con otros pueblos mongoles y las diferentes facciones que existieron en la corte de Beijing.

En 1644 llevaron a cabo la conquista de China, estableciéndose en Beijing una nueva dinastía, la Dinastía Qing.

Portrait_of_the_Kangxi_Emperor_in_Court_Dress
Retrato de Kangxi por un pintor anónimo de corte. Museo del Palacio, Pekín.

Kangxi fue nombrado el primer emperador (1662-1722), y su reinado se caracterizó por sus grandes dotes de estratega y la capacidad de atraer a la clase funcionarial China. Consciente de la importancia en el funcionariado en la política china, él mismo promovió los exámenes civiles y patrocinó importantes proyectos culturales.

Reorganizó y reconstruyó la ciudad alfarera de Jingdezhen en 1682 y potenció la Academia y los talleres de la corte. Su nieto Qianlong (1736-1795) completó su labor política y cultural, siendo considerados como los dos reinados con mayor prestigio de la Dinastía Qing.

Bajo el reinado de estos dos emperadores se afianzaron los contactos con Europa, aceptando en la corte como consejeros en materia cultural y científica a misioneros cristianos, especialmente jesuitas (P. Attiret y P. Castiglione). La economía de esta Dinastía estivo basada en el comercio, estimulado por el flujo hasta China de grandes cantidades de plata y cobre.

 

Dentro de este marco histórico, hay que hacer una mención especial a la porcelana de exportación China.

Dibujo4

Las porcelanas chinas se introdujeron en Europa en el siglo XIV, y eran consideradas como objetos de elevada rareza y de lujo. A principios de siglo XVI, después de que Portugal estableció rutas comerciales hacia el Lejano Oriente y comenzó el intercambio comercial con Asia-China, los alfareros empezaron a producir objetos específicamente para la exportación a Occidente y porcelanas comenzaron a llegar a una cierta cantidad.

Fecha fundamental es 1557, cuando los portugueses fundan un puerto en la ciudad de Macao. Hasta la primera mitad del siglo XVI lo que se exportan son piezas de encargo (principalmente piezas heráldicas); después de esta fecha, se incrementa el comercio, desarrollándose la porcelana china específicamente de exportación. Después de la reconstrucción de Jingdezhen en 1682, se produce un gran desarrollo del comercio de la porcelana, unido a la apertura del puerto de Guangzhou (Cantón) a los europeos, por parte del emperador Kangxi, en 1699. La mayor parte de los países constituyen sus propias “Compañías de Indias Orientales” y Holanda ya no conserva su monopolio; los ingleses fueron los primeros, en 1715, seguidos de franceses y holandeses a finales de los años ’20, daneses y suecos a comienzos de 1730 y, más tarde, los americanos en 1784 y los españoles en 1785.

Dibujo2Las porcelanas eran sólo una pequeña parte del comercio. Los cargamentos estaban llenos de té, sedas, pinturas, lacas, orfebrería y marfil.

Las porcelanas se almacenan a menudo en el nivel más bajo de los barcos, tanto para proporcionar lastre como porque eran impermeables al agua, en contraste con el té, aún más caro.

Con la aparición de fábricas de porcelana en Europa a principios del siglo XVIII, la demanda de porcelana china de exportación comenzó a disminuir, y en la segunda mitad del siglo, el comercio entró en una gran decadencia.

En cuanto a la datación, este tipo de jarrones aparecen en el periodo de Kangxi, y son mucho más frecuentes en el periodo de Yongzheng y Qianlong.

S0bre todo encontramos ejemplares en azul y blanco, pero también en en famille-verte y más tarde en famille-rose. Aparte de estos, encontramos ejemplos en Imari.

 

HORNOS

En la Dinastía Qing se desarrollaron dos diseños de horno según lo que requiriera la cocción. Uno de los tipos sería los hornos simples, que todavía se siguen utilizando en los talleres de pequeñas ciudades, y que cubrían las necesidades de las pequeñas y humildes producciones cerámicas. De hecho, en ocasiones, se empleaban pequeños hornos de mufla para cocer la pieza cuando no se necesitaban altas temperaturas, y luego se decoraba con esmaltes o bien en Jingdezhen, o bien en Cantón.

Pero las grandes fábricas necesitaban un horno con la infraestructura necesaria para alcanzar altas temperaturas, donde cocer un número muy grande de piezas en una sola cocción y un control muy preciso de la atmósfera reductora (la atmósfera reductora era alcanzada gracias al cierre de muchos de las rejillas de ventilación, permitiendo así un consumo mínimo de oxígeno y pudiendo de ese modo reducir los gases tales como el hidrógeno y el monóxido de carbono; es un requerimiento esencial para la cocción de de ciertos colores como, por ejemplo, el rojo de cobre).

Así, en los años finales de la Dinastía Ming, se creó el horno en forma de huevo, el sucesor del prototipo temprano de horno de Jingdezhen en forma de calabaza (s. XIV).

Dibujo3
Horno en forma de huevo. Jingdezhen. Kerr.

El horno en forma de huevo (llamado así porque se asemeja a la forma de medio huevo en el suelo), se caracterizaba por un menor consumo de combustible, la incorporación de largas chimeneas (permitían un tiempo de cocción más corto) y la ausencia de compartimentación interior que permitía cocer en el mismo espacio piezas con distintas condiciones atmosféricas y de temperatura (esto permitía que en una sola cocción se pudieran producir diferentes tipos de porcelana).

SONY DSC
Vista general del stand en Art Antiques London, con tres participantes dedicados al Arte Asiático. En primer plano, dos jarrones soldado disponibles en Gibson Antiques por 300.000 libras

 

BIBLIOGRAFÍA

BOULAY, Anthony du, Christie’s pictorial history of chinese ceramics. Phaidon, Christie’s, Oxford, 1984.

CERVERA FERNÁNDEZ, Isabel, Arte y cultura en China: conceptos, materiales y términos de la A a la Z. Ediciones Serbal, Barcelona, 1997.

KERR, Rose, Chinese ceramics : Porcelain of the Qing Dinasty : 1644-1911.  Victoria & Albert Museum, Londres, 1986.

LE CORBEILLER, Clare; FRELINGHUYSEN, Alice Cooney, Chinese Export Porcelain, The Metropolitan Museum of Art bulletin, New Series, Vol. 60, nº3, 2003.

LITZENBURG, Thomas V. Jr., Chinese export porcelain in the Reeves Center Collection at Washington and Lee University. The Reeves Center, Washington, 2003.

McCLURE MUDGE, Jean. Chinese Export Porcelain in North America, Riverside Book Company, Inc, Nueva York, 1986.

PINTO DE MATOS, M.A.  A casa das porcelanas.  Cerámica chinesa da casa-museu del Dr. Anastasio Gonçalves. Lisboa, 1996.

TABAR DE ANITUA, Fernando, Cerámicas de China y Japón en el Museo Nacional de Artes Decorativas. Dirección General de Bellas Artes y Archivos, Subdirección General de Museos, Patronato Nacional de Museos, Madrid, 1983.

VV.AA., Orientando la mirada: arte asiático en las colecciones públicas madrileñas. Conde Duque, Madrid, 2009.

 

http://ceres.mcu.es/

https://www.bonhams.com/

http://www.christies.com/

http://www.sothebys.com/en.html

 

TASACIÓN

A la hora de establecer una estimación económica para este tipo de piezas, debemos tener en cuenta los últimos precios de jarrones similares en el mercado. Algunos de ellos los especificamos a continuación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El abanico de precios en estas ventas de referencia es muy variado, pero muy alto, y hay que considerar factores que influyen en su tasación como la técnica empleada (Imari menos frecuente y más caro que famille-rose, por ejemplo), el tema representado (más raro encontrar figuras humanas que flores y aves) y la cantidad de piezas subastadas (normalmente se venden por parejas o en conjuntos más numerosos).

 

 

©Blanca Fernández. elpreciodelarte.es

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s